La Transformación digital y el gran misterio móvil

Por febrero 6, 2018Blog

Si nos fijamos en la revolución digital en la vida cotidiana el móvil, el Smartphone juega un papel principal, así como otro tipo de dispositivos móviles. Sin embargo en el aprendizaje en las organizaciones estos elementos están ausentes y tiene un mayor protagonismo elementos fijos como el ordenador de sobremesa.

Paradójicamente el hermano pobre de la formación, la educación escolar en primaria y secundaria ha tomado la delantera en este sentido, y ya existen programas y planes que se apoyan en elemento móviles como tabletas e incluso Smartphone. Si comparamos ambos ámbitos parece que el aprendizaje en el lugar de trabajo se ha visto obstaculizado por cierta reticencia a alejarse del escritorio. En comparación, el diseño de aprendizaje en el lugar de trabajo parece obstaculizado por la reticencia de alejarse del escritorio.

Podemos inferir que  detrás de todo esto puede existir un problema de confianza y control. Pese a que técnicamente es posible muchas organizaciones optan por no impulsar los contenidos en los Smartphone de sus empleados. Existe cierto apego a la idea de que la única de manera de aprender es con el ordenador de sobremesa. Basado en suposiciones negativas sobre la idoneidad de aprender contenidos en teléfonos, así como la propia voluntad de las personas para usar sus teléfonos móviles para asuntos de trabajo.

Ericsson predice que  del 70% de la población mundial usarán smartphone dentro de cinco años. “Ningún otro dispositivo personal ha tenido el mismo impacto comercial y social que el smartphone, y ningún otro dispositivo parece probable”,

 

Una oportunidad perdida: Sin embargo, los datos que he visto en varios proyectos muestran que casi ningún alumno, ciertamente menos del 10%, usa sus smartphone para acceder al contenido de aprendizaje que producimos en comparación con proyectos específicamente desarrollados y promocionados activamente como contenido móvil. En otras palabras, cuando el dispositivo móvil se adapta especialmente a la dl público objetivo y se emite  como tal, funciona bien. Lo que nos lleva a la pregunta, ¿por qué entre todos no apostamos por el móvil de manera más clara?

Entonces, ¿por qué las cifras del teléfono móvil son tan bajas? Muchos de nosotros pasamos la mayor parte de nuestro tiempo trabajando con el ordenador de sobremesa y nuestras actitudes y suposiciones pueden ser moldeadas por eso. Pero, ¿no deberíamos ser más entusiastas y alentarnos sobre el consumo de contenido en otros dispositivos también? ¿O es que la gente tiene dudas acerca de que los empleados estén dispuestos a usar su teléfono personal para cosas de trabajo, o hacer cosas de trabajo fuera de horas?  Seguramente tiene sentido al menos darles la oportunidad de hacerlo en lugar de descartarlo desde el principio.

Manteniendo el status quo. A menudo me ha sorprendido escuchar que decía: “Oh, la gente nunca hará capacitación en línea en sus teléfonos”. Hacemos todo lo demás en nuestros teléfonos, ¿por qué no entrenar entonces? Si se trata de la cantidad de contenido involucrado en el aprendizaje en el lugar de trabajo, entonces, ¿cómo es que hay una gran tendencia a leer copias largas como sitios de noticias en línea y blogs que las personas leen en sus teléfonos?

No estoy sugiriendo que la gente se apresure a hacer cosas de trabajo en sus teléfonos personales; ¡Yo también tengo una vida! Pero mi corazonada es que hay más apetito por esto de lo que se le da crédito a la gente. Entonces, ¿por qué negarles la oportunidad?

Confíe en los datos. Nuevamente, los datos dicen mucho al desmentir la creencia de que ‘no hay que preocuparse por el diseño para dispositivos móviles’ y las oportunidades perdidas que representa.  Es interesante observar que el nivel de compromiso (los análisis hablan de la cantidad de tiempo que la gente pasa viendo el contenido) muestra patrones muy similares para los usuarios de ordenadores de sobremesa y móviles con muchos usuarios felices de pasar más de 30 minutos. Esto sugiere que las personas están felices de aprender en smartphone si se les da la oportunidad y el aliento de hacerlo.

Déjalos a sus propios dispositivos: En un mundo laboral de en el que siempre nos falta tiempo, deberíamos dar a los empleados todas las oportunidades para aprender en cualquier lugar de cualquier manera en lugar de limitar la elección desde el principio.

Difundiendo la palabra. Por lo tanto, tiene sentido hacer que el aprendizaje digital esté disponible en cada dispositivo y diseñar en consecuencia, para hacer una virtud de eso y promover el móvil con mucho más vigor y convicción de lo que es actualmente. ¿Y quién puede decir que dejados en sus propios dispositivos, una proporción significativa de nuestros alumnos no hará su aprendizaje digital en sus teléfonos? ¡Al menos deles la oportunidad de hacerlo y pruébalo!

Traducción y resumen del artículo de Steve Lowenthal publicado en: https://elearningindustry.com/digital-transformation-affecting-l-and-d el 16 de enero de 2018

Deja una respuesta